AVISO! Esta web utiliza cookies de terceros para mostrarte publicidad relacionada. Al continuar navegando, se considera que aceptas su uso.
Puedes encontrar más información, y cambiar tus preferencias, en la política de cookies.

- Tutorial nº 126 -

Equipos de Protección Individual (EPI)
para las Vías Respiratorias

Índice de contenidos:

1- Introducción

1.1- Generalidades

1.2- Funcionalidad de los equipos de protección para las vías respiratorias

2- Tipos de equipos de protección para las vías respiratorias

2.1- Generalidades

2.2- Equipos de presión positiva o equipos motorizados

2.3- Equipos de presión negativa

2.3.1- Generalidades

2.3.2- Equipos de presión negativa autofiltrantes o sin mantenimiento

2.3.3- Equipos de presión negativa con mantenimiento

3- Filtros empleados en los equipos protectores de las vías respiratorias

3.1- Generalidades

3.2- Filtros mecánicos. Sistema de clasificación de los filtros mecánicos

3.3- Filtros químicos. Sistema de clasificación de los filtros para gases y vapores

3.4- Filtros mixtos

3.5- Criterio de selección de los filtros

4- Selección del equipo de protección más adecuado

5- Recomendaciones de mantenimiento de los equipos de protección individual

ANEXOS:

Anexo 1.- Tabla de Clasificación de Filtros para Partículas y Adaptadores Faciales

Anexo 2.- Tabla de Clasificación de Filtros para Gases o Vapores

Anexo 3.- Tabla de Clasificación de Mascarillas EPI o Equipos Autofiltrantes

 


DESARROLLO DEL CONTENIDO


1- Introducción

1.1- Generalidades

La Directiva de la Unión Europea 89/686/CEE define Equipo de Protección Individual (EPI) como "cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin".

Equipo de protección individual (EPI) para las vías respiratorias

Posteriormente, en Europa se modificó la regulación de los Equipos de Protección Individual (EPI) mediante el Reglamento (UE) 2016/425. Esto supuso un cambio importante, porque con esta nueva reglamentación se perseguía que los EPI, desde su diseño y fabricación hasta su comercialización, garantizaran la seguridad y salud del usuario.

Bajo este reglamento, todos los EPI comercializados en Europa deberán disponer de una evaluación de la conformidad y el marcado  CE  acorde a su clasificación como EPI.

Por tanto, cualquier equipo de protección deberá llevar el distintivo europeo CE de conformidad europea, lo que garantiza que puede ser utilizado sin riesgo para la salud, siguiendo adecuadamente las instrucciones de uso.

Además, durante la adquisición o compra de cualquier equipo de protección, éste deberá ir acompañado obligatoriamente de folletos informativos en los que se detallen sus características, riesgos frente a los que protegen, consejos útiles de uso, mantenimiento, limpieza, caducidad, deterioro, etc.

En este tutorial, nos centraremos en estudiar las características principales y tipología de los equipos destinados para la protección de las vías respiratorias de las personas en su lugar de trabajo.

 

1.2- Funcionalidad de los equipos de protección para las vías respiratorias

Como se sabe, las vías respiratorias pueden suponer una puerta de entrada al interior de nuestro organismo de muchos contaminantes y virus infecciosos que puedan estar suspendidos en el aire que nos rodea. Para evitar precisamente la inhalación de aire contaminado, resulta imprescindible utilizar equipos de protección específicamente adaptados a proteger las vías respiratorias.

La presencia de agentes contaminantes en el aire puede tener lugar de diversas formas, como pueda ser polvos finos suspendidos, gases o vapores, o bien en forma de pulverizaciones de gotas finas en suspensión, especialmente en locales cerrados o poco o mal ventilados, o también cuando se realizan labores de tratamientos de productos químicos o fitosanitarios en labores agrícolas o de jardinería. Todo ello constituye un serio riesgo para la salud de las personas, lo que hace imprescindible utilizar equipos de protección específicamente adaptados a las vías respiratorias.

Los equipos de protección individual para vías respiratorias se pueden clasificar en dos grandes grupos:

-  Equipos dependientes del medio ambiente o equipos filtrantes

-  Equipos independientes del medio ambiente o equipos aislantes

A continuación, se indica las principales diferencias que existen entre ambos tipos de equipos de protección respiratorias.

  Equipos dependientes del medio ambiente o equipos filtrantes:

Los equipos dependientes del medio son los más comunes y son básicamente equipos filtrantes que purifican el aire contaminado que la persona aspira a través del equipo, dotado generalmente de un filtro.

Se dice que son equipos de protección dependientes del medio ambiente porque aspiran el aire procedente de la atmósfera ambiental que rodea al trabajador. De esta manera, el equipo elimina los contaminantes o reduce la concentración de los contaminantes por debajo del nivel límite admisible, mediante el empleo de un FILTRO acoplado al equipo.

  Equipos independientes del medio ambiente o equipos aislantes:

Por otro lado, los equipos de protección independientes del medio son equipos más sofisticados dotados con un sistema propio de almacenamiento y suministro de aire distinto del ambiente que rodea al trabajador.

Estos equipos están destinados para su uso en labores o actividades que supongan situaciones de alto riesgo o de emergencia, o para ser empleado en lugares donde no esté garantizado la presencia de suficiente oxígeno para respirar, o en situaciones donde el aire circundante sea de muy mala calidad o prácticamente irrespirable, y donde no se pueden utilizar o no es rentable el uso de filtros.

Por tanto, los equipos de protección independientes del medio se caracterizan porque deberán estar provisto de algún sistema propio de almacenamiento y suministro de oxígeno independiente del medio, como por ejemplo, botellas de oxígeno, etc., de manera que la persona pueda permanecer con seguridad en medios con condiciones ambientales extremas o con carencia de oxígeno en el ambiente.

2- Tipos de equipos de protección para las vías respiratorias

2.1- Generalidades

Este tutorial se va a centrar en el estudio de los equipos de protección individual respiratorias del tipo dependientes del medio ambiente o equipos filtrantes, por ser los más habituales de utilizar en la gran mayoría de los centros de trabajo que requieren su uso.

No obstante, no se podrán usar equipos filtrantes, sino que deberán emplearse equipos independientes del medio o equipos aislantes en los siguientes casos:

-  Cuando la concentración de oxígeno en el aire sea inferior a 19,5%

-  Cuando se realicen trabajos en un espacio confinado o sin ventilación

-  En condiciones desconocidas

-  Cuando la concentración del contaminante sea peligrosa para la salud o la vida

-  En situaciones de temperaturas extremas

-  Presencia de gases no filtrables o mortales

-  Presencia de contaminantes con baja señal de alarma, por ejemplo, isocianatos

Por otro lado, los equipos de protección respiratorias dependientes del medio o equipos filtrantes, pueden clasificarse en otros dos grandes grupos, que son:

  Equipos dependientes asistidos, de presión positiva o motorizados

  Equipos dependientes no asistidos o de presión negativa

En los siguientes apartados se estudiarán las características principales de cada uno de los anteriores tipos de equipos dependientes de protección individual para las vías respiratorias.

 

2.2- Equipos de presión positiva o equipos motorizados

Los equipos dependientes de presión positiva, también llamados equipos motorizados, disponen de un sistema que utiliza un ventilador para proporcionar un caudal de aire filtrado a la unidad de cabeza, que puede ser, o bien una capucha, o un casco, también están las mascarillas faciales medias y completas, y las mascarillas de ajuste holgado.

Equipo de presión positiva o equipo motorizado

En estos equipos, el aire pasa a través de uno o varios filtros antes de llegar a la unidad que protege la cabeza de la persona que porta el equipo, que puede ser una máscara facial, un casco o una capucha, como ya se ha dicho.

Básicamente, los equipos de presión positiva o equipos motorizados se constituyen de los siguientes elementos principales:

-  Un adaptador facial

-  Filtros de partículas, gases o mixtos

-  Motor ventilador que suministra el aire filtrado

Generalmente, el sistema de ventilación deberá ser capaz de suministrar un caudal mínimo de aire de 120 litros/minuto.

Estos equipos al estar motorizados ofrecen ciertas ventajas en su uso, entre las que se destacan las siguientes:

-  Al disponer de ventilación asistida, no hay que realizar esfuerzo respiratorio suplementario

-  En todo momento, el operario respira aire fresco

-  El aire exhalado se expulsa sin barreras

-  Es de fácil mantenimiento

Los equipos dependientes de presión positiva se usan principalmente en procesos industriales con necesidades de protección ocular, facial, de cabeza, en trabajos donde se manejen sustancias peligrosas, como en la retirada de restos de amianto, en trabajos de soldadura, o en procesos de mecanizado como esmerilado, lijado, para ambientes calurosos, húmedos, etc.

 

2.3- Equipos de presión negativa

2.3.1- Generalidades

Los equipos de protección dependientes de presión negativa son equipos donde el paso del aire a través del filtro se realiza gracias al propio proceso de inhalación de la persona durante la respiración.

Los equipos de protección de presión negativa no disponen de ningún sistema de ventilación mecánica adicional que introduzca el aire, sino que este proceso es originado por la propia depresión que se produce en el interior de la mascarilla cada vez que la persona aspira el aire hacia su interior.

A su vez, los equipos de presión negativa pueden ser de dos tipos:

-  Equipos de presión negativa autofiltrantes o equipos sin mantenimiento

-  Equipos de presión negativa con mantenimiento

 

2.3.2- Equipos de presión negativa autofiltrantes o sin mantenimiento

Tipos de mascarillas EPI

Los equipos de presión negativa autofiltrantes, también llamados equipos sin mantenimiento, están constituidos básicamente por una mascarilla que cubre la nariz y la boca, y a la que se le incorpora un filtro.

El conjunto (mascarilla+filtro) se desecha en su totalidad al final de su vida útil.

Básicamente, las mascarillas EPI tienen como finalidad filtrar el aire inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en nuestro organismo.

Estas mascarillas están marcadas por las siglas "FF" que las identifica. Adicionalmente a las siglas "FF" les siguen otras que clasifican el tipo de filtro que lleva incorporado la mascarilla.

Según su eficacia de filtración, las mascarillas pueden ser de tres tipos: FFP1, FFP2, y FFP3.

Por su parte, aquellas con filtros contra partículas se dividen en P1, P2 y P3.

Cuando el equipo es de un solo uso y por tanto, no reutilizable se indicará con el marcaje NR, mientras que si el equipo es reutilizable se indicará con el marcaje R.

Cuando se utilice un equipo de protección frente a microorganismos, éste deberá ser del tipo FFP3.

 

2.3.3- Equipos de presión negativa con mantenimiento

Los equipos de presión negativa con mantenimiento están constituidos por un adaptador facial reutilizable, por lo que este tipo de equipo requiere de lavado y mantenimiento tras cada uso, además de filtros desechables que serán reemplazados.

Los equipos de presión negativa con mantenimiento, a su vez, también se dividen en otros dos tipos:

-  Equipos de medias máscaras o mascarillas: que cubren sólo la nariz y boca. Llevan uno o dos filtros

-  Equipos de máscaras faciales o completas: que cubren la cara completa e incorporan un visor y filtros

En estos equipos la efectividad y, por tanto, el grado de protección que puedan proporcionar, depende mucho de la efectividad de ajuste de estos elementos con la cara del trabajador que lo porta.

Algunas características físicas de la persona que lleva un equipo de este tipo, como tener barba, grandes patillas, cicatrices en la cara, etc., pueden impedir un ajuste correcto del equipo a la cara, y por tanto, favorecer un aumento del riesgo de exposición a contaminantes y pérdida de eficacia protectora del equipo.

Máscara autofiltrante, media máscara con filtros desechables y máscara facial completa

3- Filtros empleados en los equipos protectores de las vías respiratorias

3.1- Generalidades

Los filtros son quizás los elementos más importantes de los equipos para protección de las vías respiratorias que sean del tipo dependientes del medio ambiente o equipos filtrantes.

Cualquier filtro que sea usado en un equipo de protección individual de las vías respiratorias deberá poseer la certificación CE. Para ello, el filtro deberá estar marcado por el símbolo CE, según la Directiva 89/686/CEE de 21 de diciembre, en un lugar que sea fácilmente visible.

Por otro lado, según la forma de retener al contaminante, los filtros que se utilizan en los EPI para vías respiratorias pueden ser de tres tipos: mecánicos, químicos o mixtos.

 

3.2- Filtros mecánicos. Sistema de clasificación de los filtros mecánicos

Los filtros mecánicos son un tipo de filtros diseñados para la retención de partículas en suspensión (polvos, nieblas), de manera que dichas partículas van a quedar atrapadas por un sistema de mallas de fibras que forman un entramado incorporado al propio filtro.

Los filtros mecánicos se identifican por el color blanco de su etiqueta. Se nombran con la letra P seguida de un número (1, 2 ó 3) según sea su poder de retención.

A continuación, se incluyen sendas tablas con el sistema de clasificación empleado para los filtros de tipo mecánicos para retención de partículas, y para las mascarillas EPI autofiltrantes:

 

CLASIFICACIÓN DE FILTROS PARA PARTÍCULAS Y ADAPTADORES FACIALES, SEGÚN EN-143 y EN-140

Tipo

Poder de retención

P1

Baja. No emplear con plaguicidas

P2

Media

P3

Alta


 

 

CLASIFICACIÓN DE LOS EQUIPOS AUTOFILTRANTES, SEGÚN EN-149

Tipo

Poder de retención

FFP1

Baja. No emplear con plaguicidas

FFP2

Media

FFP3

Alta


 

Por ejemplo, un dispositivo de filtrado que lleve marcadas las siglas "FFP1" indica que se trata de un equipo autofiltrante, con poder de retención bajo, que no debe emplearse, por ejemplo, para la aplicación de plaguicidas en labores agrícolas o de jardinería.

 

3.3- Filtros químicos. Sistema de clasificación de los filtros para gases y vapores

Los filtros químicos son un tipo de filtros que están diseñados específicamente para la retención de gases o vapores químicos, mediante el empleo de una estructura filtrante formada por miles de microporos de carbón activo impregnado con un tratamiento químico específico.

Existen diferentes tipos de adsorbentes y de tratamiento químico adaptado a los diferentes tipos de gases o vapores para los cuales se use el filtro.

En función del contaminante sobre el que actúen y la capacidad de adsorción, los filtros químicos se clasifican en tipos y clases, respectivamente. Los filtros químicos se identifican por una letra y el color de la etiqueta.

A continuación, en la siguiente tabla se indica la clasificación por tipos para los filtros químicos que se emplean para retención de gases o vapores:

 

CLASIFICACIÓN DE LOS FILTROS PARA GASES O VAPORES, SEGÚN EN-141

Tipo

Color

Gases o vapores que retienen

A

Marrón

Vapores orgánicos con P.E. > 65 ºC

B

Gris

Ciertos gases y vapores inorgánicos

E

Amarillo

Gases ácidos y dióxido de azufre

K

Verde

Amoníaco y derivados orgánicos del amoniaco

AX

Marrón

Vapores orgánicos con P.E, ≤ 65 ºC. No reutilizable

SX

Violeta

Gases y vapores específicos. Debe indicar los productos químicos y las concentraciones máximas


 

Por otro lado, los filtros para gases o vapores, según sea su capacidad de adsorción, se pueden clasificar por clases:

-  Clase 1: filtros de baja capacidad, hasta 1.000 ppm

-  Clase 2: filtros de capacidad media, hasta 5.000 ppm

-  Clase 3: filtros de alta capacidad, hasta 10.000 ppm

 

3.4- Filtros mixtos

Los filtros mixtos son un tipo de filtro de múltiple efecto, es decir, que sirven para proteger al mismo tiempo contra gases y polvos, o también contra partículas en suspensión.

Ejemplo de filtro mixto

Los filtros mixtos se distinguen por la combinación de letras y colores de sus etiquetas que los identifican.

Por ejemplo, si un filtro químico A2 indica que ofrece un poder de retención medio contra vapores orgánicos, y otro del tipo E3 ofrece una protección contra gases ácidos con un poder de retención máximo, un filtro con las siglas A2E3P2 indica que se trata de un filtro de tipo mixto y válido para la retención de ambos tipos de partículas químicas de forma simultánea.

Además dicho filtro ofrece un poder de retención medio frente a polvos o partículas sólidas. La etiqueta de este filtro que se ha tomado como ejemplo, irá marcada con una banda de color marrón, una de color amarillo y otra de color blanco.

Así, para el empleo de filtros para labores donde se manejen o apliquen productos fitosanitarios, como son las actividades agrícolas o de jardinería, se aconseja, en la mayoría de los casos, utilizar filtros mixtos.

En estos casos, en general, para asegurar la protección contra vapores orgánicos y polvos se deben usar los filtros A/P (marrón + blanco), y para la protección contra los vapores de origen inorgánicos los B/P (gris + blanco), siempre que no se especifique otra cosa en sus etiquetas y teniendo en cuenta que el plaguicida aplicado sea tóxico por vía respiratoria.

 

3.5- Criterio de selección de los filtros

En los filtros usados en los EPI, se denomina Factor de Protección (FP) del filtro a la relación existente entre la concentración del contaminante en el ambiente (Cext) y la concentración de éste en el interior del equipo de protección respiratoria (Cint):

FP = Cext / Cint

Esta valor del Factor de Protección (FP) del filtro sirve para indicar hasta qué límite de concentración del contaminante en el ambiente se puede alcanzar utilizando dicho filtro:

Concentración ambiental = FP x Valor Límite Admisible

Tabla de Factores de Protección de Equipos de Protección

4- Selección del equipo de protección más adecuado

A la hora de tener que elegir el equipo de protección más adecuado para la protección de las vías respiratorias, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos generales:

  Tipo de contaminante presente del que protegerse (polvo, niebla, vapor...)

  Tamaño de partículas presentes en suspensión

  Concentración del contaminante en el lugar de trabajo. Para ello, se recomienda que sea medido por algún técnico experto en la materia. También se aconseja consultar esta información en mutuas de accidentes o en centros de prevención de riesgos laborales que suelen disponer de tablas de datos contrastados, según el tipo de actividad

  Riesgos a afrontar en el lugar de trabajo

  Prestaciones y características técnicas del equipo de protección, entre otras, se debe prestar atención a las siguientes:

-  Prestaciones en cuanto al nivel de protección ofrecido

-  Adaptación al usuario

-  Peso (debe ser el menor posible para facilitar su uso)

-  Máxima visión y audición para el individuo que porte el equipo

-  Arnés de cabeza: se debe ajustar bien a la cabeza de la persona

-  Adaptador facial: el material no debe provocar irritaciones cutáneas. Para ello, el sistema de adaptación del equipo protector debe ser blando en las partes que estén en contacto con la cara de la persona que porte el equipo

-  Ausencia de olor que pueda transmitir el equipo debido a la naturaleza de fabricación de los filtros y mascarillas, etc.

5- Recomendaciones de mantenimiento de los equipos de protección individual

Un Equipo de Protección Individual que proteja a las vías respiratorias disminuye el riesgo de intoxicación de la persona siempre que se use y mantenga adecuadamente.

A continuación, se indican algunas recomendaciones generales sobre el uso y mantenimiento de los equipos de protección que habitualmente se usan para la protección de las vías respiratorias:

  Mascarillas o caretas:

-  Desechar las mascarillas que son de un solo uso, una vez hayan sido utilizadas

-  En caso de usar mascarillas reutilizables, lavar las mascarillas con jabón de pH neutro al finalizar la jornada laboral, y una vez desconectados los filtros

-  No utilizar disolventes en el lavado de las mascarillas

-  Guardarlas en una bolsa aislante o en un lugar limpio cuando no se usen

-  Cambiarlas por otras nuevas cuando lo requieran, según las especificaciones del fabricante

  Filtros:

Hay muchos factores que afectan a la duración de los filtros de las mascarillas, como puedan ser la concentración de partículas contaminantes, tiempo de exposición, frecuencia respiratoria, temperatura del lugar de trabajo, etc.

Existen, sin embargo, algunas reglas básicas que permiten determinar fácilmente cuándo se deben cambiar los filtros en una mascarilla:

-  Filtros mecánicos: cuando se note un aumento brusco en la resistencia a la respiración

-  Filtros químicos: en el momento en el que se detecte el contaminante, bien sea por su olor o sabor, o porque se note irritación en la boca, ojos o vías respiratorias

Para el adecuado mantenimiento de los filtros se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

-  Los filtros químicos tienen fecha de caducidad, por lo que después de la fecha indicada en el embalaje no deben usarse aunque el sello de garantía esté intacto

-  Una vez agotados, deben ser desechados. Si son intercambiables desechar solo el filtro, manteniendo la misma mascarilla; pero si son autofiltrantes, desechar la mascarilla completa

-  Los filtros no pueden ser lavados, soplados o regenerados

-  Los filtros pueden limpiarse con un trapo seco o ligeramente húmedo

-  Guardar los equipos en bolsas o recipientes adecuados fuera del área contaminada, a fin de evitar una innecesaria exposición del filtro al contaminante, alargando así su tiempo de duración

-  Nunca colgar o guardar sin envolver adecuadamente el filtro

-  Se debe tener mayor precaución al usar equipos de respiración con filtro si se tiene el sentido olfativo alterado, ya que no se detectan olores

-  Comprobar válvulas, arneses y piezas faciales, así como visores, y siempre sustituir las piezas deterioradas

-  En cualquier caso, seguir siempre las instrucciones de los fabricantes.

 


ANEXOS


 

Anexo 1

Tabla de Clasificación de Filtros para Partículas y Adaptadores Faciales

CLASIFICACIÓN DE FILTROS PARA PARTÍCULAS Y ADAPTADORES FACIALES, SEGÚN EN-143 y EN-140

Tipo

Poder de retención

P1

Baja. No emplear con plaguicidas

P2

Media

P3

Alta




Anexo 2

Tabla de Clasificación de Filtros para Gases o Vapores

CLASIFICACIÓN DE LOS FILTROS PARA GASES O VAPORES, SEGÚN EN-141

Tipo

Color

Gases o vapores que retienen

A

Marrón

Vapores orgánicos con P.E. > 65 ºC

B

Gris

Ciertos gases y vapores inorgánicos

E

Amarillo

Gases ácidos y dióxido de azufre

K

Verde

Amoníaco y derivados orgánicos del amoniaco

AX

Marrón

Vapores orgánicos con P.E, ≤ 65 ºC. No reutilizable

SX

Violeta

Gases y vapores específicos. Debe indicar los productos químicos y las concentraciones máximas




Anexo 3

Tabla de Clasificación de Mascarillas EPI o Equipos Autofiltrantes

CLASIFICACIÓN DE LOS EQUIPOS AUTOFILTRANTES, SEGÚN EN-149

Tipo

Poder de retención

FFP1

Baja. No emplear con plaguicidas

FFP2

Media

FFP3

Alta


 

 

>> FIN DEL TUTORIAL

 

 

Volver a
Tutoriales

 

 

Ingemecánica

Ingeniería, Consultoría y Formación

Pulsar aquí si desea enviarnos un e-mail