Esta web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Puede encontrar más información y cambiar sus preferencias en la política de cookies

5 ventajas del autoconsumo mediante
una instalación de placas solares

 

5 ventajas del autoconsumo mediante una instalación de placas solares

 

 

A lo largo de la última década las fuentes de energía renovables han experimentado una popularidad sin precedentes tanto en el ámbito industrial, comercial como particular. La instalación de paneles solares para casas permite contribuir al cambio de paradigma y minimizar los impactos contaminantes sobre la naturaleza. Pero, ¿qué otras ventajas se derivan de su instalación en el contexto doméstico?.

A continuación, te hablamos de ello. ¡Toma nota!

 

Importantes reducciones de consumo en la factura

El contexto de incertidumbre económica generado por las continuas subidas de precio en la factura de la luz ha acelerado el proceso de transición energética. De acuerdo con los datos publicados por Habitissimo, tan sólo en el primer trimestre de 2022 las solicitudes de instalación de placas solares para autoconsumo se incrementaron en un 29%. Esta cifra revela un incremento histórico de más del 310% en comparación con los datos registrados durante el año 2019.

Aunque a priori afrontar una instalación puede ir acompañado de una inversión inicial, al mismo tiempo constituye una fuente de ahorro que, en promedio, permite una amortización de entre cuatro y seis años. En caso de que el propietario del inmueble opte por una instalación mixta permaneciendo conectado a la red eléctrica convencional, el ahorro se aplica de forma directa sobre la factura de la luz. En estos supuestos es posible alcanzar un rango de ahorro de hasta un 70%.

 

Compatibilidad con cualquier contexto

España cuenta con alrededor de 300 días de exposición solar anuales lo cual supone un promedio de 2.500 horas. Contamos con uno de los países más soleados de todo el continente europeo, únicamente superado por Turquía, Italia, Portugal, Grecia y Francia. Al tratarse de un territorio privilegiado para obtener energía solar, apenas existen restricciones a nivel de instalación. Extraer un buen rendimiento es posible en cualquier punto del país que esté expuesto a la luz del sol. Además, desde el punto de vista funcional nos encontramos ante un sistema altamente compatible con todo tipo de entornos: Desde terrazas de edificios comerciales, hasta tierras cultivables, edificios residenciales o techos de naves industriales. Se trata de una alternativa accesible a clientes con todo tipo de perfiles sociodemográficos o geográficos.

 

Apoyo directo durante la instalación a partir de incentivos y subvenciones

La transición verde se ha convertido en un objetivo perentorio a nivel global y el compromiso estatal se traduce en una interesante oferta de ayudas e incentivos destinados a cubrir las necesidades de instituciones, empresas y usuarios particulares. En España, el Gobierno central y las Comunidades Autónomas ponen a nuestro alcance subvenciones que proporcionan cobertura sobre el 25% y el 50% de la inversión total. Además, desde los Ayuntamientos se proponen incentivos en el ámbito fiscal que permiten un descuento de hasta el 50% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), así como hasta una reducción del 95% en el Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO).

Gracias a este tipo de recursos, el autoconsumo se posiciona como una alternativa real para todos aquellos segmentos poblacionales que no disponen de una capacidad adquisitiva, a priori, propicia para cubrir los gastos derivados de la instalación. La recuperación de la inversión se torna más sencilla y, en definitiva, se acelera la fase de amortización y ahorro.

 

Posibilidad de vender excedentes

En muchas ocasiones una instalación solar va precedida de una sobreproducción de energía. No obstante, en estos casos es posible evitar el desperdicio energético y utilizar las cuotas sobrantes para generar reducciones indirectas. De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 244/2019, donde se regulan las condiciones de autoconsumo, se especifican las diferentes opciones a las que pueden acogerse las instalaciones de placas solares. Una de ellas abarca el autoconsumo individual o compartido con excedentes. Éstos pueden estar vinculados a una compensación o no. Según la legislación vigente, el propietario puede optar por percibir una compensación por sus excedentes. Para ello, deberá inyectarlos a la red eléctrica de su proveedor energético convencional. En este tipo de circunstancias, la retribución a recibir quedará pactada de forma previa con la empresa distribuidora.

Sin embargo, tal y como hemos especificado, también existe la posibilidad de que el propietario de la instalación de autoconsumo no desee recibir ningún tipo de compensación. En estos casos, contará con la opción de comercializar la energía sobrante al precio de mercado. No obstante, es importante tener en cuenta que en estos casos, el grado de rentabilidad variará en función de la potencia que posea la instalación, así como del volumen de electricidad que genere a modo de excedente.

 

Necesidades de mantenimiento muy reducidas y una larga vida útil

Una instalación de placas solares para autoconsumo apenas posee necesidades de mantenimiento y, gracias a la composición de sus materiales, posee una elevada durabilidad. En promedio, se estima que la vida útil de las placas solares se sitúa en 25 años a partir de su instalación.

Publicado: 16.SEP.2022

>> Ver más artículos de actualidad

Ingemecánica

Ingeniería, Consultoría y Formación

Barriada de la Paz, 6, 1º izda.

C.P. 41600 - ARAHAL (Sevilla) - ESPAÑA

Tel. 954 840 667 - info@ingemecanica.com

Política de Privacidad

Aviso Legal

H.R.G.