AVISO! Esta web utiliza cookies de terceros para mostrarte publicidad relacionada. Al continuar navegando, se considera que aceptas su uso.
Puedes encontrar más información, y cambiar tus preferencias, en la política de cookies.

Crecen las reformas de vivienda frente a la compra
tras la pandemia

— Ref. 016 —

 

La pandemia por el Covid-19 avivó el debate de si es mejor comprar una casa nueva o hacer una reforma. Además, el hecho de pasar más tiempo en casa ha hecho que nos demos cuenta de detalles de nuestro hogar que necesitan reparación o quizás queremos hacer cambios para que nuestra casa sea más acogedora y se puedan aprovechar mejor los espacios.

Sea cual sea el caso, es importante saber qué conviene más: si invertir en una casa nueva o hacer reparaciones. Para ayudarte a dar con la respuesta, en este artículo hacemos una comparativa de gastos entre ambas opciones.

 

¿Por qué ha crecido el mercado de las reformas?

A raíz del confinamiento por la pandemia, las empresas de reformas en España han aumentado su cartera de clientes y pedidos, debido a que una buena cantidad de propietarios que quieren hacer remodelaciones en casa comprenden la importancia de contratar un equipo experto que se encargue de la planificación del proyecto y puesta en marcha.

Pero, ¿a qué se debe este boom? Es sencillo, los detalles que necesitaban mejoras se pasaban por alto porque estábamos poco tiempo en casa, pero ahora se han hecho más visibles. Además, debido a que los sitios de esparcimiento estaban cerrados se gastaba menos dinero el cual se podía invertir en remodelar el piso para estar más a gusto en él.

Las reformas más pedidas por los propietarios tienen que ver con la construcción de terrazas, ampliación de espacios, mayor iluminación y más exteriores. Y es que en tiempos de pandemia los balcones y las terrazas se convirtieron en la “salvación”, por eso, quienes ya tienen quieren hacerlos más acogedores y quienes no tienen, quieren crearlos.

 

Comprar una casa Vs. hacer reformas

Hagamos una comparativa entre la compra de un piso nuevo o las reformas, tomando como base varios aspectos. Estos han hecho que ante la pandemia las reformas sean la opción preferida.

Los gastos

Comprar un piso nuevo es una de las decisiones más importantes de la vida y también una de las más costosas. Esto aplica tanto si es una vivienda completamente nueva o si es una de segunda mano. Por eso, hay que considerarla muy bien antes de decidir mudarse.

Pero, hacer reformas también genera gastos. Por ejemplo, si se quiere hacer los cambios por cuenta propia, hay que comprar todos los materiales y herramientas de trabajo que sean necesarias. Pero, si se contrata a una empresa de reformas, esta se encargará de todo y quedará de parte del cliente correr con los gastos que suelen incluir mano de obra y materiales.

A menos que las reformas que vayas a hacer en casa sean muy profundas, esto te saldrá un poco más económico que la compra de un piso nuevo, de hecho, en algunas provincias, entre ellas la Comunidad Valenciana, se puede optar a ayudas para las reformas de vivienda como parte del Plan Renhata 2021 que otorga entre 2.000 a 12.000 euros para la mejora de baños, cocinas y construcción de zonas accesibles para personas con diversidad funcional y movilidad reducida.

Cualquier persona que cumpla con los requisitos puede solicitar esta ayuda y el monto a otorgarle dependerá de la aplicación de un baremo. La solicitud se hace en línea por lo que es necesario tener los documentos en formato digital. Dos meses después de que finalice el proceso de solicitudes, se publica la lista de beneficiarios. Si eres uno de ellos o no participaste en la convocatoria pero quieres remodelar tu casa, lo mejor es contar con una empresa de reformas en Alicante u otra ciudad, que se encargue de los trabajos y de la administración eficiente del presupuesto.

En resumen, en aspectos de gastos, la reforma de vivienda resulta más beneficiosa que la compra y lo es mucho más si tiene una subvención.

Las necesidades particulares

Tomar en cuenta tus necesidades antes de decidir comprar o reformar una casa es otro aspecto importante. La mayoría de los pisos nuevos se están construyendo en zonas aisladas porque las principales ya están copadas, así que comprar una casa nueva puede suponer para ti quedar lejos de tu trabajo, del colegio de los niños o de los centros comerciales. Quizás ahora debas tomar más autobuses o gastar más combustible. En cambio, si optas por remodelar tu casa, es posible que estés en la mejor ubicación para ti, es decir, esta queda cerca de los lugares que sueles visitar.

Cuando hablamos de necesidades también podemos incluir la decoración. Cuando compras una casa que vas a estrenar, puedes decorarla a tu antojo, poner todo en el sitio que quieres que esté. Esto será mucho mejor si compraste un terreno sobre el que levantar tu vivienda, puedes hacer realidad ese diseño que tienes en la cabeza con la ayuda de un arquitecto.

El tiempo de espera

Reformar una casa suele tomar mucho menos tiempo que la construcción, de ahí que esperarás menos por estar en tu casa. Incluso, si las reformas no son muy amplias, se pueden hacer sin que sea necesario que salgas de casa, lo cual se convierte en un punto a favor.

Modernidad

Comprar una casa nueva tiene una gran ventaja: está adaptada a las tendencias de construcción, así que solo bastará con que la terminen de construir para mudarte. Pero, si tu casa tiene unos cuantos años, para darle el toque de modernidad es necesario reformarla y, muchas veces, no queda como desea, porque su estilo de construcción no va acorde con los cambios que esperas.

Con todo esto, las reformas son la mejor opción si quieres gastar menos dinero y quieres un trabajo más rápido en comparación con la compra. Esto ha quedado demostrado a raíz de la pandemia que aumentó las necesidades de darle un nuevo aire a la casa.

Publicado: 22.AGO.2021

Ingemecánica

Ingeniería, Consultoría y Formación

Pulsar aquí si desea enviarnos un e-mail